Quiénes somos

PROPLAPAL




PROPLAPAL

La Isla de La Palma se caracteriza por un relieve muy accidentado que dificulta la agricultura. La ventaja de este relieve, es que permite lavar los suelos de sal, uno de los perjuicios mayores de este cultivo, con lo que es muy apropiado establecer plantaciones de plataneras.

Aplicando una precisa y delicada maduración, el plátano de canarias y sobre todo el de La Palma, es el producto estrella entre todas las variedades existentes.


En la Isla de La Palma nace una nueva Sociedad Agraria, comprometida con el sector primario y en particular con el Plátano de canarias.

NUESTRA MISIÓN


La consolidación de un producto diferenciado.

 El cuidado del medio ambiente

 La manufacturación más exquisita.

El compromiso con nuestros Receptores.

Exigencia en el procesado.

Y sobre todo la consecución de la (ETI) ética entre las partes implicadas en toda la línea de producción comercialización y maduración.

Con la Intención de llevar al mercado la mejor calidad, nuestra misión en campo es la constante fiscalización del sistema productivo, adecuación de los sistemas de cuidado y desflore en los momentos precisos, limpieza y aplicación de defensa de plagas con control y necesidades de tiempo de riego y corte en estado óptimo.

Nuestros valores

Con muchos años de experiencia en el sector y abservando la falta de criterios en el mismo, nuestro proyecto nace desde el comienzo, con la modesta intención de mejorar los los procesos de toda la línea de producción, envasado, transporte, comercialización y venta.

Compromisos

Los compromisos con todos nuestros comercializadores serán comunes, así mismo estarán de acuerdo con las necesidades de consumo, evitando todo tipo alteraciones que puedan perjudicar las partes implicadas en el proceso tanto en la línea de comercialización, como al propio consumidor.

LOCALIZACIÓN


LA PALMA - ISLA BONITA-

Destacando de la Palma (LA ISLA BONITA), su posición geográfica al noroccidente de las Canarias, recibiendo los vientos alisios y las mejores lluvias procedentes del atlántico, con la pureza del océano.
Esto, unido al cultivo sobre suelo volcánico (con las tres últimas Erupciones de Canarias), recubierto de las mejores tierras de las cumbres, permite obtener un producto diferenciado y único.
Dado el relieve accidentado de la isla, las posibilidades agrícolas disminuyen, pero no en vano benefician para fotosíntesis que produce una gran facilidad a la producción agrícola del plátano.